Actuar contra el daño ambiental del aceite de palma.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Noruega prohíbe los biocombustibles de aceite de palma
Por María V. R.
Una vez más un país escandinavo lidera políticas positivas para el medio ambiente. Noruega se convertirá en el primer país del mundo en proscribir a su industria de biocombustibles el uso de aceite de palma, el cual está ligado a la deforestación y a otras prácticas dañinas para la naturaleza. El uso de aceite de palma en el combustible diesel alcanzó un máximo sin precedentes del 10% en el año 2017. Este aceite está relacionado con la persecución de los pueblos indígenas, con las emisiones de gases invernadero y la destrucción de hábitats salvajes. En Noruega esta nueva normativa está siendo aplaudida como una victoria sin precedentes para el medio ambiente.

Esta iniciativa entrará en vigor el 1 de enero de 2020 como parte del Plan Noruego de Acción por la Diversidad Natural. Hasta ese plazo los legisladores trabajarán en los detalles de un plan integral que impedirá a la industria del biocombustible usar cualquier carburante que no tenga unos orígenes éticos. El gobierno noruego tiene la esperanza de estar estableciendo un ejemplo significativo a imitar por otros países al subrayar la necesidad de una seria reforma de la industria mundial del aceite de palma.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Fracking: Bendición o maldición

Una isla española con 100% de energía renovable

Las estaciones solares flotantes de Japón

Paneles solares en forma de girasol

Los contenedores de transporte se convierten en hogares

Una ley prohíbe las bolsas de plástico de usar y tirar