Existen evidencias convincentes de que nuestro planeta ha sido visitado por otras formas de vida.

Quiero recibir nuevos artículos por email
OVNIs – ¿Realidad o ficción?
Por Jerry Brownstein
Desde hace cientos de años, se vienen dando por todo el mundo avistamientos de “OVNIs” (objetos voladores no identificados) de distintos tamaños, formas y otras características. Desde mediados del siglo XX, esta actividad se ha incrementado, y miles de personas ya han informado de que han visto algo en el cielo que no pueden identificar. Algunos de estos avistamientos son explicables como fenómenos naturales o humanos, pero la mayoría no lo son. ¿Son pruebas de que la Tierra ha sido visitada por alienígenas de otros mundos? Muchos científicos y gobiernos nos dicen que no existen pruebas claras de que la Tierra haya sido visitada. Sin embargo, tampoco pueden explicar los numerosos avistamientos de lo que parecen naves de características inverosímiles en nuestros cielos. Muchos de estos avistamientos los han vivido observadores con mucha experiencia y habilidad, así que analicemos las pruebas.
 
La primera ola importante de avistamientos de “platillos voladores” comenzó en 1947, cuando pilotos militares informaron de que habían visto “discos plateados” atravesando los cielos a toda velocidad. Desde entonces se han reportado más de 100.000 avistamientos, muchos por parte de pilotos de aerolíneas, pilotos militares, controladores de tráfico aéreo, operadores de radar y otros testigos cualificados. Entre las autoridades y profesionales que han visionado OVNIs están astronautas de la NASA, incluyendo a Buzz Aldrin, Gordon Cooper, Donald Slayton, Robert White, Joseph A. Walker, Eugene Cernan, Ed White, James McDivitt, James Lovell, Frank Borman, Neil Armstrong, Maurice Chatelain y Scott Carpenter. En 2005, en un sorprendente discurso en la Universidad de Toronto, Paul Hellyer, el Ministro canadiense de Defensa entre 1963 y 1967, afirmó públicamente: «Los OVNIs son tan reales como los aviones que vuelan sobre tu cabeza».



Algunas de las pruebas más famosas sobre OVNIs han venido de eventos de los que fueron testigos numerosas personas en los cielos de sus ciudades. En 1990, un enorme objeto con luces atravesó los cielos de Bélgica durante varias horas. Lo vieron cientos de personas, incluyendo policías, personal de las fuerzas aéreas y controladores del tráfico aéreo. Durante un eclipse en Ciudad de México en 1991, un OVNI fue visto y filmado por cientos de personas mientras observaban el cielo. Pero el OVNI más visto de todos los tiempos apareció en los cielos de Phoenix, Arizona (EEUU) durante la noche del 13 de marzo de 1997. El fenómeno se conoce como “Las Luces de Phoenix” y fue visto por miles de personas, incluyendo a personal militar, policías, controladores aéreos y el gobernador del estado. Lo que vieron fue una formación de luces en forma de V de dos kilómetros de largo, que voló por los cielos durante varias horas. Se sacaron cientos de fotos y vídeos, y no hay duda de que algo raro fue visto esa noche. La pregunta que queda por responder es: ¿qué fue lo que vieron?

A lo largo de las últimas décadas, diversos investigadores excelentes han ofrecido ideas sobre la potencial realidad tras los avistamientos de OVNIs. A pesar de ser ignorados por los medios de comunicación de masas, estos creíbles expertos han publicado sus opiniones de que los OVNIs son reales. En 2010, un respetado científico, el Dr. Michio Kaku, arriesgó su propia y admirable reputación afirmando que algunos objetos en el cielo están claramente no identificados y que no parecen ser de este planeta. El Dr. Kaku apoya esta tesis en un libro titulado “OVNIs: Generales, Pilotos y Funcionarios Hablan Públicamente” diciendo: «Estamos hablando de generales, estamos hablando de pilotos de las fuerzas aéreas, estamos hablando de gobernadores de estados que afirman que esto va más allá de nuestra comprensión de las leyes de la física».



Tal vez la mejor prueba sobre los OVNIs venga del Dr. Steven Greer, que renunció a la práctica de la medicina para poder dedicar todo su tiempo y energía a lo que denomina Proyecto Revelación (The Disclosure Project). Se dedica a sacar a la luz lo que ve como un encubrimiento masivo de las pruebas de contactos extraterrestres aquí en la Tierra. Su proyecto está apoyado por numerosos observadores fiables, incluyendo oficiales militares jubilados, que han explicado experiencias personales de este tipo de contacto. En 2001, Greer ofreció una rueda de prensa en el National Press Club de Washington DC, y más de veinte personas testificaron respecto a su conocimiento personal sobre extraterrestres y las tecnologías asociadas con ellos. Todos estos testigos eran muy creíbles, ya que tenían carreras distinguidas tanto en el entorno militar como en el civil, y algunos contaban con autorización de alto secreto gubernamental. Entre ellos se encontraban un General de Brigada, un Almirante, diversos experimentados controladores del tráfico aéreo y oficiales militares que habían estado encargados de misiles militares. Se han dado dos ruedas de prensa posteriores sobre OVNIs, con la presencia de personal militar jubilado, una en 2005 y otra en 2012. En cada una de ellas, los oficiales prestaron declaración sobre sus experiencias personales con OVNIs, tanto en los cielos como en tierra.

Como hemos dicho antes, la mayoría de científicos y gobiernos nos dicen que, aunque muchos avistamientos de OVNIs no puedan ser explicados, no hay pruebas de que la Tierra haya sido visitada por alienígenas. Sin embargo, estos mismos científicos creen que debe haber numerosas civilizaciones avanzadas en el universo. Esto es de sencilla lógica, ya que hay billones de planetas que gravitan alrededor de cientos de millones de estrellas y por tanto las posibilidades de que haya un sinfín de variantes de formas de vida son muy grandes. ¿Por qué dicen los científicos que no nos han visitado? Asumen que ni siquiera la civilización más avanzada tendría la tecnología necesaria para viajar las enormes distancias que separan a la Tierra incluso de las estrellas más cercanas.



Esto parece de pocas miras, ya que lo que parece imposible hoy puede ser muy posible en el futuro lejano. Por ejemplo, si tú le dijeras a alguien hace 400 años que un día todo el mundo llevaría en el bolsillo teléfonos inteligentes con aplicaciones asombrosas, te diría que estás como una cabra. Sin embargo, en nuestro universo infinito puede que haya civilizaciones que sean literalmente millones de años más antiguas y más avanzadas que las nuestras. La posibilidad de que una o más de estas civilizaciones puedan tener la tecnología para viajar a la Tierra es muy real... pero hay otra explicación que es aún más alucinante. Tal vez esos OVNIs no sean de un mundo lejano en otra galaxia. Tal vez sean visitantes de otra dimensión, de una frecuencia vibratoria diferente en el continuo espacio-tiempo. Esto explicaría por qué aparecen y desaparecen en un abrir y cerrar de ojos de nuestra forma de realidad... de nuestra dimensión. Nadie puede afirmar que tenga la respuesta definitiva a las preguntas que genera este fenómeno, pero sí que existen claramente muchas pruebas que nos impulsan a seguir investigando el origen de los OVNIs.


ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

El misterio de los círculos en los cultivos

Vivir de forma consciente

Mindfulness

El auge de la economía colaborativa

Buenas vibraciones

La Historia Prohibida