El grafeno es una forma de carbono que es increíblemente flexible, fuerte y es un poderoso conductor tanto del calor como de la electricidad.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Grafeno: el material del futuro
Por Jerry Brownstein
El grafeno es una forma de carbono que tiene tan solo un átomo de grosor. Se trata del material más delgado que se conozca, y sin embargo es increíblemente flexible, fuerte y un poderoso conductor tanto del calor como de la electricidad. Estudios realizados por la Sociedad Química Americana descubrieron que el grafeno es 200 veces más fuerte que el acero, y tan fino que un solo gramo puede cubrir un campo de fútbol entero. Las posibilidades que ofrece su uso son infinitas, incluyendo ordenadores cuánticos muy potentes, aparatos flexibles e incluso ordenadores que pueden interactuar con las células de tu cuerpo.

El grafeno es uno de los pocos materiales del mundo que es transparente, conductivo y flexible... todo al mismo tiempo. Ha sido denominado 'material milagroso' y tiene el potencial de cambiar radicalmente nuestra forma de vida. Físicos e investigadores dicen que pronto podremos fabricar aparatos electrónicos que sean más delgados, veloces y baratos que cualquier otro basado en silicona, con la opción de además hacerlos transparentes y flexibles. Un ejemplo sería un teléfono móvil que fuese fino como un folio y lo suficientemente maleable como para doblarlo y metértelo al bolsillo.

Las baterías de larga duración que puedan recargarse con rapidez son otra emocionante posibilidad. Investigadores de la Universidad Northwestern de Chicago construyeron una batería basada en grafeno que podía ser utilizada en un teléfono u otro aparato “manteniéndose cargada durante más de una semana y recargándose en tan solo 15 minutos.” A mayor escala, el uso de baterías de grafeno potentes y ligeras en vehículos eléctricos los harían mucho más eficientes que cualquiera de los que ahora conocemos. Además, los fabricantes de coches están explorando cómo construir coches electrónicos con chasis hechos de grafeno que no solo sean protectores sino además actúen como paneles solares para recargar la batería del vehículo. Los fabricantes de aviones también esperan construir aviones ligeros y eficientes usando grafeno. En la actualidad, el grafeno es muy caro de producir, pero sus materias primas son fáciles de obtener, y según vaya aumentado la demanda es probable que los costes de producción caigan rápidamente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Casas impresas en 3D

La increíble maquinilla de afeitar con láser

Un teléfono móvil ético y modular

Una calle inteligente en Londres

El plan de Elon Musk para ir a Marte

Ayuda legal online gratuita de manos de un robot