¡El destino tiene sentido del humor!

Quiero recibir nuevos artículos por email
La historia de la cola de ballena
Por Jerry Brownstein
Una escultura de una ballena colocada en los Países Bajos salva a un tren de una devastación segura al atrapar el vagón principal en el elegante arco de su enorme cola. Este sorprendente incidente ocurrió en una estación de metro cuando los frenos del tren fallaron y se salió de la vía. Habría caído diez metros al suelo de no haber sido porque una de las dos esculturas de cola de ballena frenó al vagón. Afortunadamente, el conductor del tren pudo escapar y no había más pasajeros a bordo. La escultura fue creada en 2002 y está hecha de plástico resistente, incluso su diseñador, Maarten Struijs, se sorprendió de que pudiera sostener un tren en movimiento, y dijo que estaba impresionado por el aspecto artístico del tren en su creación. La ironía final es que el nombre oficial de la obra es "Salvado por la cola de la ballena". ¡Parece que el destino tiene sentido del humor!

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

El generoso “abuelo que mima a los bebés”

El Papa Francisco nombra a mujeres para altos cargos

Un director ejecutivo comparte el éxito con sus empleados

Educación en igualdad de género para los refugiados

El pensamiento positivo mejora el rendimiento

Marcha por la paz en Palestina